Salsa Romesco

La salsa romesco, de origen catalán, está hecha a base de ajo, pan, pimiento y tomate. Nace en una sartén como sofrito para condimentar pescados y luego se separará convirtiéndose en una salsa para acompañar los famosos calçots, que son una variedad de cebollas largas parecidas a las cebolletas o cebollas de verdeo, con indicación geográfica protegida, los cuales sólo se consumen en una corta época del año. Ahora bien, la salsa romesco se sirve como tapa o entrada, también, junto a  espárragos, alcachofas o berenjenas.

Es muy rica, de sabor suave, porque sus vegetales van asados, mezclados con frutos secos y pan, logrando así un equilibrio con los demás ingredientes. Si prefieren pueden pelar las almendras y avellanas, usar el tipo de pan que tengan y el aji (cayena) usarlo de forma opcional. Ustedes pueden adaptar su salsa romesco como mas les guste.

Para un buen resultado, la salsa romesco debe tener mayor cantidad de tomate que de pimiento, que ambos sean naturales, no de lata, que el aceite de oliva sea extra virgen y en general, como siempre en toda buena receta, que los ingredientes sean de calidad.

Esta salsa romesco es tan rica que puedo comerla solamente untada sobre un trozo de pan!

 

salsa romesco

salsa romesco

 

Como pasa con cada plato típico de una región, con cada receta familiar, no existe la fórmula perfecta, siempre la mejor, la mas rica será la de la abuela, la de la mamá o del papá. La que se come en familia, con cariño, con risas, con anécdotas en la sobremesa. Así pasa con la salsa romesco 🙂

 

salsa romesco

 

 

Salsa Romesco

 

 

 

Ingredientes

4 tomates

1 pimiento rojo mediano

1 cabeza de ajo

1 taza de cubos de pan

1/3 tz de almendras

1/4 tz de avellanas

1 cda de paprika (pimentón dulce)

1 pizca de cayena

Sal al gusto

1 cdta de vinagre de jerez

1/3 tz de aceite de oliva extra virgen

 

Preparación

  • Precalentar el horno a 205 C / 400 F
  • Poner en una fuente para horno los tomates, pimiento y la cabeza de ajo cortada a la mitad horizontalmente.
  • En otra fuente poner los frutos secos y el pan.
  • Llevar las dos fuentes al horno. Retirar la de los frutos secos a los 5 minutos o hasta que estén dorados.
  • Los tomates y pimientos hay que irles dando la vuelta para que se doren bien. Se demoran entre 20 y 25 minutos en estar listos.
  • El ajo estará en 45 minutos. Los dientes deben quedar muy suaves.
  • Poner los tomates y pimiento en un bowl tapados con plástico y dejar unos minutos para que la humedad ayude a desprenderles  la piel. Pelarlos y retirarles las semillas.
  • Para hacer la salsa, poner todos los ingredientes en una procesadora e ir pulsando hasta conseguir la textura que mas les  guste.
  • Vaciar la salsa en un recipiente, tapar y guardar mínimo 1 hora en refrigeración, para conseguir que los sabores se mezclen  bien.
  • Pueden servir la salsa romesco como lo he hecho yo, con cebolletas (cebollas chinas o de verdeo) y espárragos a la parrilla. Pero  también es exquisita con pescado, pollo, pulpo, cordero o  con vegetales como alcachofas y berenjenas.

 

 

 

 

 

salsa romesco

 

salsa romesco

 

salsa romesco

 

salsa romesco

 

salsa romesco

 

salsa romesco

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *